Buscar este blog

sábado, 9 de junio de 2012

El león y la serpiente. Fábula I

a Irene, a Mirta, a Jorge

A ser Ulises se aprende.
Ser Aquiles es una fatalidad .

Oculta en sus dones la viborita reptaba rubia de colores. Allá arriba una pareja de leones, pálida, dormía. Sabían, sin fervor, que no podían hacer otra cosa que matar.

1 comentario: