Buscar este blog

Cargando...

viernes, 2 de diciembre de 2016

Borges o yo


a mi abuelo, cuya prosa busco

Una vez me hice una propuesta. Escribir una autobiografía usando solamente palabras de Borges, cuyas obras completas llegué a conocer, de manera natural, casi de memoria. Al término de las primeras páginas la empresa era exitosa; sin esfuerzo hablaba de mí con las palabras del otro; pero la sensación que me dejaba la lectura era a la vez reveladora y espantosa. La vida que quedaba articulada en esas páginas coincidía, de cerca, hecho por hecho, fecha por fecha, imagen por imagen, con la vida que yo me había propuesto figurar, la mía. Vista de lejos (o, quizá lo que es lo mismo, con mayor profundidad), esa vida era, esencialmente, la de Borges.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Diálogos I


La nada vasta  
-         
 -         - No tengo nada que decir
-         - Bueno, eso ya es algo
-         - No tengo nada que decir
-         - Bueno, eso ya es un énfasis
-         - No tengo nada que decir
-          -Bueno, eso ya lo has dicho hasta el hartazgo
-          -No tengo más nada que decir

martes, 1 de noviembre de 2016

La sinfónica


¿existen miles de sinfonías que divergen,
que convergen o se cruzan,
o una sola sinfonía que no se tocó nunca?

La grupa (novela)


Capítulo I
Un hombre galopa al ras de la llanura sin agregarle nada a la verdad del campo y el caballo

Capítulo II
Tuvo la razón entre las piernas y el perfume inconfundible de lo invisible

Capítulo III
En la grupa de un caballo hay un hombre diferente

Capítulo IV
Hace calor afuera. De pronto todos los sentidos se aparecen. Todo llega.

Capítulo V
Enciende el fósforo. Demasiado se le nota que es precario. Y que no importa.

lunes, 31 de octubre de 2016

domingo, 30 de octubre de 2016

domingo, 16 de octubre de 2016

A Desde (autobiografía)


XII

Me desdigo de haber sido feliz
De querer a mi madre me desdigo
De ser mi padre, mi padre
De escalar o haber hecho las maderas de los árboles en siesta
De escribir todos los cien nombres que sabía o quería en la memoria
Me desdigo de las letras escribidas, de las páginas escritas mucho más
Me desdigo de haber sido, de querer ser y haber
Del criterio de escribir si algunas veces he clavado mi bandera en una luna
De saber si he sabido
De trepar si he trepado
De hablar
Me desdigo de la vida que he llevado
De la vida que no, no me ha sido dado llevar
Y de la vida en que me han visto
Me desdigo de las velas de los barcos que no he sido
De las velas de los barcos que me he hundido
Me desdigo de haber hecho de la vida un escrutinio, de temerle, de enfrentarla, de la dicha de no andar, no arrepiento me desdigo
Me desdigo de haber puesto la mitad de la infelicidad al servicio de otra muerte
Me desdigo de saber, de haber creado una casita y una cama en una cueva
Me desdigo de la noche inmemorial en que acunado a una dama inmemerial en el pasado
De la transpiración de los caballos, de los ecos, galopar no tiene dueños
Me desdigo ya de toda la traición, del alfabeto y sus consignas, improbable es la tierra sin surco
Me desdigo del decir de no haber dicho la verdad ni tampoco no haber dicho la mentira
Ni siquiera la ocación de ser un pájaro tras otro
Me desdigo
Un pájaro tras otro
Un pájaro desdigo
Me desdigo de haber sido de haber hecho
Una cosa más