Buscar este blog

miércoles, 23 de julio de 2014

los caballos


con el cuerpo lleno de pastillas
ando
atado a un asco que me reclama
ruego
divulgo lo ajeno y sin pasión
tiemblo
me oculto del goce que me demanda
y bebo
de los árboles que antes no bebía
y lluevo
sobre el suelo que antes me ajaba
me diluyo
con el alma llena de caballos
voy
y vuelvo
tras un galope profundo que me silencia


2 comentarios:

  1. tomo tus palabras, Cristian "me oculto del goce que me demanda y bebo"
    Ya no te ocultes, tu poesía te reclama

    ResponderEliminar